Aguacanal Acceso regantes

Las lluvias de primavera ahorrarán un millón de euros a las arcas forales

Última actualización 07/10/2013

 

Por los 800 kilómetros de tuberías que se encargan de llevar agua desde el Canal de Navarra hasta los 3.400 parcelas de la Zona Regable de la I Fase están discurriendo este año millones de litros de agua menos que en 2012.

Los más de 4.000 propietarios de las 22.336 hectáreas transformadas están demandando menos agua para sus cultivos. En concreto, hasta el 1 de septiembre han consumido 57,4 hectómetros cúbicos, un 37% menos que los 91,7 demandados a lo largo de los doce meses de 2012.

El exceso de lluvias de la primavera explica el menor consumo. «Habíamos previsto cerrar el ejercicio con unos 100 ó 110 hectómetros cúbicos, pero tal y como va el tiempo seguramente no lleguemos ni a los 80. Estamos en unos consumos muy inferiores», explica el director general de Aguacanal, José Enrique Arizón Fanlo.

«En un año normal, la campaña de riego comienza en abril y termina en octubre, pero este año empezó a finales de mayo y no creemos que se alargue. Va a faltar más de un mes de riego», agrega.

Aguacanal cobra por metro cúbico consumido por los productores. Por tanto, en 2013 combrará menos dinero de la Administración foral, que es quien paga el consumo de agua en virtud del acuerdo alcanzado con esta empresa hace siete años.

El Gobierno de Navarra adjudicó en 2006 a Aguacanal la construcción, gestión y explotación durante 30 años de la Zona Regable del Canal de Navarra mediante el sistema llamado peaje en la sombra.

La Zona Regable del Canal comprende desde el Canal -propiedad de la sociedad pública Canasa (60% estado y 40% Gobierno foral)- hasta la puerta de cada una de las parcelas. Dicho de forma simple, es el conjunto de arterias secundarias (tuberías, caminos, etc.) que hacen llegar el agua desde el Canal hasta las fincas. El 26 de septiembre de 2036, la infraestructura pasará a manos de los regantes.

6,5 céntimos el metro cúbico

La taria de agua del Canal, que se actualiza cada año con el IPC, ronda los 6,5 cénimos de euro. Si finalmente, en diciembre se han consumido 15hm menos, Desarrollo Rural se ahorrará en torno a un millón de euros en la factura de Aguacanal correspondiente a 2013. Pagará alrededor de cinco millones de euros. En 2012, el primer año completo con la I Fase terminada, el Ejecutivo abonó unos 6 millones por el agua. » El clima es el riesgo que corremos», dice Arizón.

Aguacanal no cobra todo el agua utilizada en los regadíos. Según el acuerdo, no recibe ni un céntimo si el consumo medio de un sector (la Zona Regable está dividida en diez sectores= supera los 6.333 metros cubícos por hectárea, aunque la tarifa empieza a reducirse progresivamente a partir de un consumo medio de 3.513 metros cúbicos por hectárea por sector.

«En 2012 no cobramos nada por 12,1 hectómetros cúbicos de agua, el 13% del toral».

Pago por hectárea
Además de por agua, Desarrollo Rural también abona a Aguacanal una tarifa por ofrecer y tener listo el servicio por agua y presión de cada una de las parcelas. Se trata de un pago fijo, que se actualiza cada año.

«Tenemos la obligación de dar un servicio de calidad. El Gobierno no nos exige unos elevados coeficientes de calidad. Nuestro compromiso es que todas las tomas tengan su agua y presión 365 días al año las 24 horas del día. Además, en caso de averías, las tenemos que arreglar en menos de 24 horas. Si no damos buen servicio, la tarifa se reduce», apunta Arizón. Entre las averías más habituales debido a subidas de presión demasiado rápido o alarmas que saltan en estaciones de bombeo a raíz de una tormenta.

Un reportaje en Diario de Navarra de M.C. Garde

Comparte este contenido
  •  
  •  
  •  
  •  
  •